Conoce cuándo debes visitar al ginecólogo

No Comments

El ginecólogo es el médico especializado en la salud reproductiva de las mujeres. Debido a que gran parte de nuestra vida está regida por el ciclo menstrual y los cambios hormonales no podemos pasar por alto a este especialista.

Aquí te explicamos los tipos de cita, los momentos en que debes acudir con el ginecólogo y cómo encontrar al más adecuado.

Tipos de visita al ginecólogo

¿No sabes si debes visitar al ginecólogo? Si nunca has ido a una revisión con este especialista y no tienes muy claro si deberías hacerlo, aquí te dejamos los tres tipos de cita que puedes tener.

Tipos-de-visita-al-ginecólogo-500x333

Primera vez
Lo ideal es acudir al ginecólogo desde la primera menstruación, que suele darse entre los 13 y 15 años de edad. Sin embargo, muchas chicas lo visitan por primera vez varios años después, cuando inician su vida sexual. Otras no conciertan su primera cita hasta que tienen algún problema o molestia ginecológica o sospechan que están embarazadas.

Nuestra recomendación es visitar a este especialista tan pronto como sea posible. Aunque puede darte vergüenza hablar de temas relacionados con tu salud sexual, hacerlo puede evitarte toda clase de problemas y complicaciones.

Visitas de revisión
Las visitas con el ginecólogo suelen ser cada seis meses o cada año cuando todo está bien. Lo más común es que debas acudir solo para descartar cualquier problema y realizar una revisión habitual que incluye una citología.

En caso de que sientas alguna molestia, como cambios en tu período, dolor o irritación en la zona vaginal te recomendamos que acudas a una visita de revisión cuanto antes.

Visita final
La salud reproductiva femenina sigue un ciclo que inicia con la pubertad y concluye con la menopausia. Por lo tanto, es importante que visites al ginecólogo durante todos estos años y unos dos o tres después de la menopausia para detectar cualquier problema que pudiese surgir.

La mayoría de los ginecólogos recomiendan a sus pacientes seguir con las revisiones anuales hasta los 70 años cuando tienen buen historial médico y su vida sexual ya no es activa.

Situaciones en las que debes visitar al ginecólogo

Ya sea que nunca hayas visitado al ginecólogo o que cada año acudas de forma puntual a tu cita, existen situaciones en las que debes ir tan pronto como sea posible:

shutterstock_174895622

 Cambios en tu período menstrual

El ciclo menstrual normal suele durar de 3 a 7 días, así que si tus ciclos son más largos o, de pronto, cambian, puede ser una señal de alarma. Los cambios o la desaparición de tu período menstrual pueden indicar desde padecimientos hasta embarazo.

En cualquier caso, es necesario que visites al ginecólogo para identificar el problema y darle una solución apropiada

Sangrados irregulares

Cuando presentes sangrados fuera de tu período menstrual debes pedir cita con el ginecólogo tan pronto como sea posible. Sangrar fuera de tu período puede indicar desde una infección o problemas en el útero hasta problemas en el embarazo. No dejes que el miedo o la preocupación te paralicen ni te confíes solo porque el sangrado es mínimo. Al contrario. Cuanto más rápido visites al ginecólogo, más rápido eliminarás toda duda.

Dolor o molestias

Síntomas como ardor, dolor y flujos vaginales de color y aroma particular pueden ser el síntoma de problemas muy graves. Aunque estos pueden abarcar infecciones en las vías urinarias, también pueden ser síntoma de infecciones bacterianas y enfermedades de transmisión sexual o algunos tipos de cáncer.

La única forma de diagnosticar y tratar estos problemas es a través de estudios muy precisos que el ginecólogo pide y puede analizar.

Menopausia

Cuando el ciclo reproductivo de las mujeres termina da comienzo la menopausia. Muchas mujeres creen que a partir de este momento ya no necesitan ir a sus citas anuales con el ginecólogo.

Sin embargo, cada mujer es distinta y algunas pueden experimentar síntomas molestos como bochornos y molestias. Si es tu caso, visita a tu médico para que te indique qué tomar para evitar estas molestias.

La elección del ginecólogo

La-elección-del-ginecólogo-500x333

Sabemos que la primera vez que visitas a un ginecólogo lo haces con muchas dudas y nervios. Esto es así, sin importar tu edad o tu situación. Para facilitar este proceso sigue las siguientes recomendaciones y verás que todo te resulta más fácil:

No te conformes con la primer opción
Muchas veces acudimos con el mismo ginecólogo que nuestra madre o hermana solo porque nos han dicho que es muy bueno. Pero también es importante que busques a un médico con el que te sientas cómoda para preguntar lo que sea.

Pide a algún familiar que te acompañe
Las mujeres jóvenes tienden a sentir vergüenza cuando visitan a un ginecólogo. Si es tu caso, puedes pedirle a tu hermana, amiga o madre que te acompañen. Con el tiempo te sentirás más cómoda y ya no será necesaria esta compañía.

Asegúrate de que el ginecólogo tenga la preparación necesaria
Siempre busca referencias sobre los ginecólogos que tienes como opciones para asegurarte de tener la mejor atención posible.

La importancia de visitar al ginecólogo
Es fundamental recordar que, como mujer, el aspecto sexual determina muchas funciones como las hormonas y el embarazo.

Por ello te recomendamos que busques a un ginecólogo que te inspire confianza y lo veas como parte importante de tu vida. Elige aquel con el que te sientas más cómoda y no tengas problema en preguntar cualquier duda que tengas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *