Curita cambia de color ante posible riesgo de infección en heridas

No Comments

Para evitar prolongar el tiempo y una posible expansión de la infección de la heridas, investigadores de la Universidad de Bath, en conjunto con la Healing Foundation Children’s Burns Research Centre y la Universidad de Brighton desarrollaron un prototipo de una cura que cambia su color cuando alguna herida puede llegar a infectarse.

Cuando la herida está en riesgo, el centro de la cura destapa 9 pequeños círculos amarillos, y luego de 4 horas de infección, el color de la cura se cambia al amarillo, registra el portal Bustle.

Esta innovadora curita funciona mediante la detección de biopelículas y a través una película de agarosa hidratada, las pequeñas cápsulas de colorante reconocen de forma anticipada algunas bacterias que pueden causar la infección.

De no ser tratadas, algunas de estas quemaduras pueden infectarse rápidamente, y en algunos casos, pueden incluso ser una amenaza mortal, especialmente en niños, cuyo sistema inmune es menos agresivo ante ciertas heridas.

Los médicos han logrado detectar los síntomas y señales que el cuerpo envía en el momento en que se está empezando a desarrollar una infección; la zona se torna roja, inflamada y la piel cambia su estructura natural además, puede resultar doloroso e incómodo para el paciente.

Esta es en definitiva una propuesta innovadora que puede detectar de forma anticipada una infección que puede llegar a ser tratada por expertos.

¡Pilas! Errores que no debes cometer al intentar dar primeros auxilios

No Comments

Muchas veces queremos ayudar a alguien que se ha accidentado y, por falta de conocimientos, terminamos haciéndole daño. O queremos curar una herida y elegimos el procedimiento que no es correcto. Por ello en este artículo te contamos cuáles son los típicos errores que cometemos al intentar dar primeros auxilios. Tenlos en cuenta la próxima vez que quieras hacer un bien en casa o en la vía pública.

Presta mucha atención a estas habituales equivocaciones al momento de querer asistir a alguien que ha tenido un accidente o herida:

Sacar a una persona del coche apresuradamente

Es verdad que en muchos casos existe peligro de que el derrame de combustible provoque una explosión y eso nos hace desesperarnos para sacar a los que han quedado atrapado en un coche. Sin embargo, la regla en esta situación es esperar a que llegue la ambulancia. Esto se debe a que no sabemos si alguien tiene una herida cervical o si el movimiento empeorará el cuadro.

Si el accidentado iba conduciendo una motocicleta no se le debe retirar el casco a menos que le dificulte la respiración. Si queda boca abajo se lo ha de dejar en esa posición. Si no queda otra opción que moverlo, es mejor que lo hagan entre varias personas con mucho cuidado.

Poner una quemadura bajo el grifo

En realidad no es un error “completo”. Lo que tenemos que hacer si nos quemamos con el horno, aceite caliente o agua hirviendo es introducir el área afectada en un recipiente con agua lo más fría posible (si es con cubos de hielo, mejor). No la sacaremos hasta que pasen por lo menos 15 minutos.

Poner-una-quemadura-bajo-el-grifo-500x331

La explicación médica la ofrece un representante de la Cruz Roja de Estados Unidos: “el calor de la quemadura llega hasta el tejido subcutáneo. Cuando solo mojamos un poco con agua del grifo aliviamos el dolor y la herida superficial. Pero no prestamos atención a las capas más profundas de la dermis”.

Bajar la cabeza cuando nos mareamos

Es común que apenas comienzan los síntomas de mareo nuestra primera reacción sea poner la cabeza entre las piernas “para que la sangre baje al cerebro”. No obstante, esto no es lo aconsejado debido a que no ayuda al sistema vestibular, encargado de mantener la estabilidad y el equilibrio.

Si el mareo se produjo por una baja en los niveles de azúcar en sangre es recomendable tumbarse y poner las piernas en alto para que la sangre fluya mejor al corazón.

Taponar la nariz cuando sangra

Es una práctica muy común y nos la enseñan desde que somos pequeños. Muchos creen que colocando una bola de algodón en la nariz evitarán tragarse la sangre. Sin embargo, esto no es correcto.

Taponar-la-nariz-cuando-sangra-500x334

Cuando comienza la hemorragia nasal tenemos que inclinarnos un poco hacia adelante para que la sangre salga y no siga su camino por las vías respiratorias. Taparse con un algodón retiene el fluido pero no acaba con el sangrado.

Soplar el ojo cuando ingresa algo

Estamos caminando por la calle en invierno y no tenemos gafas de sol. El viento hace que vuelen muchas partículas de cualquier tamaño. Las más pequeñas pueden ingresar en los ojos sin permiso y ser muy molestas e irritantes.

¿Cuál es nuestra primera reacción si a la persona que tenemos al lado se le mete algo en la vista? ¡Soplar!

Menudo error… Si bien hemos tenido la mejor intención del mundo, podemos causarle lesiones más graves o incluso un daño permanente en un área del cuerpo tan sensible.

En lugar de ello se recomienda echar agua de inmediato para que la partícula, polvillo o agente peligroso salga por sus propios medios. Si se lleva lentillas se recomienda quitarlas lo más rápido posible o colocar un colirio adecuado.

Colocar una cuchara en la boca de un epiléptico

La teoría indica que esta acción se realiza para evitar que la persona que está sufriendo la convulsión se muerda la lengua. Los médicos dicen que esto no es correcto por varias razones.

Primero, porque una cuchara (o cualquier objeto similar) no tiene efectos antiepilépticos y, segundo, porque puede provocar atragantamiento, sobre todo con elementos pequeños. Lo más conveniente es tumbar a la persona de lado en el suelo, lejos de muebles o cosas que la puedan lastimar.

Quitar la venda de una herida sangrante

Cuando nos cortamos y ponemos una gasa es probable que esta se empape de sangre. Un error común es quitarla para colocar una nueva y limpia. Los médicos aseguran que basta ponerla encima de la manchada.

¿Para qué? Para evitar que la sangre pueda seguir saliendo, para ayudar en la coagulación y para prevenir que ingresen agentes infecciosos que vuelan por el aire mientras la herida está “al aire libre”.

Provocar el vómito al tragar un objeto pequeño

Si se tiene hijos pequeños es preciso saber por qué es una equivocación. Si el niño ingiere un objeto redondo y sin aristas lo expulsará a través de las heces.

En el caso de que trague un elemento cortante, alargado o cuadrado es vital llevarlo al servicio médico más cercano pero nunca provocar uno mismo el vómito porque puede lastimar o quedarse trabado en la garganta.

Dar golpes en la espalda cuando alguien se atraganta

Quizás hayas visto la película donde Robin Williams se disfraza de mujer para estar cerca de sus hijos. En plena cena familiar con la nueva pareja de su ex esposa intenta evitar que el hombre se atragante con un trozo de comida. ¿Cuál fue su reacción? Tomarlo por la espalda y empezar a apretarlo para que expulsara el alimento.

Si bien es ciencia ficción, debemos hacen lo mismo en situaciones similares, no dar golpes en la espalda ni hacer que la persona levante los brazos. Otra técnica muy eficaz es golpear 5 veces entre los omóplatos y esperar a que el episodio disminuya su peligrosidad.

Así reacciona tu cuerpo luego de comer una BigMac

No Comments

Es una de las hamburguesas más celebres de esta cadena de comida rápida conocida por su “M”, pero el efecto que se produce en el cuerpo después de comer una BigMac es similar al de consumir una droga. No te quedes con la dudas, y descubre hora a hora lo que hace este alimento en ti.

 Primeros 10 minutos

Debido a la evolución del hombre, el cerebro ha sido entrenado a elegir comidas con alto contenido calórico, pues hace milenios la comida era escasa y se necesitaba maximizar la ingesta de energía. Esto ha persistido hasta nuestros días, por lo que no es extraño que alguien esté predispuesto a comer 540 calorías en una hamburguesa. Esta comida con alto contenido calórico activa en el cerebro el sistema de recompensas, que libera químicos que te hacen sentir bien, como la dopamina, la misma sustancia que liberan el sexo, el chocolate y las drogas.

Después de 20 minutos

La hamburguesa también contiene altos niveles de jarabe de maíz de alta fructosa y sodio, los cuales son adictivos, y genera que tu cuerpo quiera comer más. Consumidos en exceso, estos ingredientes causan obesidad, diabetes y enfermedades cardiacas.

 Después de 30 minutos

La BigMac contiene 970 miligramos de sodio, lo que causa deshidratación y puede engañar al cuerpo para comer más, pues sus síntomas son similares al hambre. Además, la ingesta de sodio en exceso dificulta a los riñones sacar la sal por falta de agua, la cual consigue del tejido que lo rodea y genera un exceso de bombeo de sangre para compensar. El trabajo extra de bombeo puede ser dañino para el corazón. ¿De qué están hechas las papas a la francesa de McDonald’s?  

Después de 40 minutos

Si no estás acostumbrado a este tipo de comidas, la insulina en tu cuerpo ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Pero el azúcar del jarabe de maíz de alta fructosa es absorbido rápido por el tracto digestivo, lo que hace que no toda la insulina se use, genere un pico en su existencia y te pida comer más.

 Después de una hora

Aunque el cuerpo necesita por lo menos 24 horas para digerir una comida, en el caso de las hamburguesas es más debido a las grasas que contiene. ¿Cuánto más? Hasta tres días. Y para digerir completamente las grasas trans, el cuerpo se tarda alrededor de 51 días, de acuerdo con estudios. El sitio recalca que no está mal comer este tipo de hamburguesas, sólo no lo hagas el menú de todos los días.

Descubre cada cuánto debes cambiar las toallas y sábanas

No Comments

Toallas

Antes de entrar en detalles, lo primero a tener en cuenta es que en el baño debemos tener tantas toallas como integrantes en nuestro hogar. Aclarado este aspecto, un grupo de investigadores asegura que lo más aconsejable es cambiar las toallas de la ducha cada tres o cuatro usos. En el caso de las toallas de mano, es conveniente sustituirlas por otras limpias en dos o tres días, puesto que su uso suele ser mayor.

Sábanas

En cuanto a cada cuánto tiempo debemos cambiarlas, los expertos señalan que lo más recomendable es cambiarlas cada semana. Siendo sinceros, es una cifra que no todos los hogares pueden cumplir a raja tabla.

Trapos de cocina

Los trapos de cocina están en contacto continuo con bacterias de todo tipo. Sin embargo, su fisonomía hace que no sean tan proclives a albergar estos gérmenes, puesto que secan con mayor facilidad. Aun así, los expertos señalan que se deben sustituir cada semana.

Cortinas y almohadas

A priori no parecen piezas similares, pero cortinas y almohadas comparten un periodo de sustitución y limpieza muy similar. Ambos, pese a no estar en contacto directo con el cuerpo humano, pueden acumular suciedad fácilmente. Por eso, en ambos casos lo más aconsejable es cambiarlas cada uno o dos meses.

Esponjas de baño

Como en el caso de las toallas, si prefieres aplicar el jabón con una esponja es primordial que sea de uso individual, es decir, que no se comparta con el resto de integrantes de la casa. En realidad, pese a ser uno de los accesorios de baño más populares, las esponjas son un auténtico criadero de bacterias. Investigadores señalaron que las esponjas dejan de ser higiénicas después de los primeros usos. Esta condición se debe principalmente a su composición y al ambiente húmedo en el que permanecen.
Aunque no hay una frecuencia exacta, los expertos recomiendan sustituirlas por una nueva con frecuencia, guiándonos por su color u olor.

Esponja de lavar platos

Los expertos aseguran que tras dos o tres días en la cocina, el estropajo puede albergar todo tipo de bacterias que, en el caso de ollas o sartenes de acero inoxidable, puede transmitir con suma facilidad. Además de cambiarlo por un nuevo tras unas semanas de uso.

Se puede combatir a los gérmenes desinfectado los estropajos de forma periódica. Para ello, será suficiente con introducirlo durante uno o dos minutos en el microondas.

Los mejores ejercicios para personas que sufren dolores de espalda

No Comments

Estar sentado todo el día, pendiente de una pantalla de computador, muchas veces en sillas inadecuadas, es una de las causas de una de las dolencias del mundo moderno: el dolor de espalda.

Lumbago, hernia, rigidez en el cuello, dolores que se repiten: algunos se vuelven crónicos y nos limitan a la hora de hacer ejercicio.

“Estar sentados durante tanto tiempo nos obliga a tomar una postura que no es adecuada para el cuerpo humano”, dijo Sebastián Pineda, director de la Escuela de Capacitación de Entrenadores Personales ECEP que tiene sedes en México, Panamá y Colombia.

“Muchos de nosotros no hacemos una rutina de ejercicios adecuada. El sostén del cuerpo son los músculos y si estos no están ejercitados van a comenzar a doler de alguna manera, porque los músculos están trabajando todo el tiempo, todos los días”, agregó.

Por eso es fundamental un concepto: la higiene postural, que no es otra cosa que tener una posición adecuada cuando se está de pie o sentado.

“Mientras estamos parados se debe además flexionar ligeramente las rodillas y meter el glúteo hacia adentro para de esta forma intentar compensar la curva anormal en la espalda, y dejarla lo más recta posible”, recomienda el sitio de internet Cambiatufisico.com.

Sin embargo, a pesar de que algunas veces puede ser incómodo salir a caminar o trotar con un dolor de espalda, hay otras rutinas que no solo se pueden practicar a pesar de la molestia, sino que también ayudan a aliviar y mejorar el padecimiento.

“Los ejercicios como pilates, natación o caminar de forma adecuada sirven para que el cuerpo se ejercite y tenga el hábito de una buena postura”, dijo Pineda.

Conoce cuáles son los mejores ejercicios para ejercitarse a pesar de tener problemas de espalda:

Pilates

Lo primero que hay que tener en cuenta es que quien tiene problemas de espalda debe buscar la autorización médica a la hora de ejercitarse.

“No se puede forzar el cuerpo a realizar ejercicios que agudicen la dolencia. Así que lo primero es tener una orden médica o el permiso de la persona que está tratando la dolencia”, advierte Pineda.

Pilates, esa serie de ejercicios diseñados para hacer en espacios cerrados y de manera controlada, es una de las mejores vías para ejercitarse sin poner en riesgo los músculos de la espalda.

“Lo que más ejercitan los pilates es el cinturón abdominal y la mayoría de las personas que trabajan esta zona no sufren de ninguna dolencia en la espalda”, explica el entrenador de la ECEP. Y añade que además del abdomen, los pilates ayudan a respirar mejor y obligan al cuerpo a tener una postura adecuada.

“Pilates es una excelente manera de mejorar y fortalecer la espalda con algunos ejercicios seleccionados. Una pequeña sesión, poco a poco, puede hacer una gran diferencia”, le dijo a la revista Healthy-Magazine la entrenadora personal estadounidense Lorraine Furmedge.

Natación

Es uno de los ejercicios más recomendados por los médicos a personas con problemas crónicos de espalda.

Una de las premisas para esta recomendación es que la espalda no sufre por la posición del ejercicio ni por el impacto, como por ejemplo cuando se trota o se corre.

“La natación es un deporte integral, que trabaja especialmente la parte superior del cuerpo. Es un gran tonificador de la espalda”, anotó Pineda. Una buena rutina de natación también puede ayudar a mejorar la respiración, que es fundamental para tener una buena postura.

“La mayoría de los dolores que se sufren en la espalda tiene que ver con la falta de disciplina que tiene el cuerpo. Y la natación, con el movimiento constante de los brazos y las piernas, ayuda a ganar en ese aspecto”.

Bicicleta

Primera advertencia: la bicicleta para ir por la calle no es un buen ejercicio para la espalda debido a la postura que obliga a tomar.

Lo que se recomienda es ir al gimnasio y buscar una bicicleta que tenga un respaldo donde la espalda pueda estar en su posición natural mientras se pedalea.

“La bicicleta es un excelente ejercicio por el movimiento de las piernas y el fortalecimiento de algunos músculos de la cadera. Lo cierto es que tener el respaldo obliga a la persona a estar en esa posición durante un largo periodo de tiempo”, explicó el entrenador.

En ese sentido hay otros ejercicios en el gimnasio que pueden ayudar a aliviar los padecimientos de espalda. “Pero debe existir una guía adecuada, porque muchos de los dolores en el cuerpo se producen por una mala práctica a la hora de ejercitarse”, dijo.

En casa

Para Pineda hay varias maneras de tonificar la espalda sin tener que ir a un gimnasio o a una piscina.

“Para mí es clave realizar ejercicios de estiramiento. Por eso, yo por encima del pilates o de la natación recomiendo el yoga, que ayuda a mover el cuerpo a la vez que se adecúa la respiración”, dijo. Otros ejercicios recomendados son las llamadas dominadas o barras.

“Las dominadas son ejercicios que se pueden hacer con una barra en casa o con una mesa. La idea es buscar que el cuerpo se ejercite de manera suave y sin exigirlo de más, para evitar precisamente que se lastime la espalda”, explicó.

Esta es la infección que sufren 3.700 millones de personas en el mundo y que quizás tengas tú

No Comments

Un virus que es sufrido por al menos 3.700 millones de personas menores de 50 años en el mundo, quizás lo puedas tener tú. Así lo reseña la BBC Mundo.

Se trata del virus del herpes que se transmite tan fácilmente que lo  poseen lo que equivale a casi dos tercios de la población global (el 67%).

La cifra corresponde a los afectados por el virus VHS-1, que causa principalmente herpes labial u orolabial y “se transmite por contacto boca a boca y, en algunos casos, por contacto orogenital”, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Habría que añadir, además, a quienes tienen el VSH-2, que puede causar herpes genital y “se propaga durante las relaciones sexuales por contacto cutáneo”.

En total, 417 millones de personas de entre 15 y 49 años en todo el mundo están infectadas por el VHS-2.

Empresas farmacéuticas que comercializan Viagra y Botox estudian fusionarse

La firma estadounidense Pfizer y la irlandesa Allergan anunciaron hoy que están en conversaciones para una posible fusión de sus negocios, que, de concretarse, sería una de las mayores del sector farmacéutico en los últimos años.

Las negociaciones, con muy pocas precisiones, fueron confirmadas por las dos compañías en sendos comunicados difundidos desde sus respectivas sedes en Nueva York y Dublín con pocos minutos de diferencia y con un texto muy parecido.

De acuerdo con la nota de Allergan, las “conversaciones preliminares amistosas” buscan una “posible transacción para la combinación de negocios”.

El comunicado de Pfizer, sin embargo, confirma las conversaciones pero no menciona el término “combinación” y sólo asegura que se está buscando una “posible transacción” mediante “conversaciones amistosas”.

Las dos compañías sostienen que no se ha alcanzado ningún acuerdo y que “no hay ninguna certeza de que estas conversaciones culminarán con una transacción”.

También señalan que no harán nuevos comentarios sobre “conjeturas” relacionadas con “los términos de esta posible transacción”.

Según Allergan, las negociaciones comenzaron a iniciativa de Pfizer, la firma farmacéutica con mayor capitalización bursátil en Estados Unidos.

De completarse esa unión de los negocios, sería la mayor de este año, según el Journal, y superaría los 104.000 millones de dólares que supuso la anunciada fusión preliminar entre las cerveceras Anheuser-Busch y SABMiller.

Pfizer tiene una capitalización bursátil de unos 219.000 millones de dólares, mientas que el Journal calcula a Allergan una capitalización bursátil de 112.500 millones de dólares.

La operación permitiría fusionar todo el arsenal de productos farmacéuticos de Pfizer, incluido el viagra, con la fortaleza que tiene la compañía irlandesa en tratamientos como el botox.

Según el Journal, la operación podría permitir a Pfizer derivar algunas cargas fiscales a Irlanda, donde son menores que en Estados Unidos, una política que han buscado otros grupos empresariales en los últimos meses.

¡Entérate! Así debemos cocinar y comer la carne tras la alerta de la OMS

No Comments

La carne procesada ya forma parte del grupo de sustancias más peligrosas para la salud junto con el humo del tabaco, el alcohol, el plutonio o el aire contaminado. La carne roja (vacuno, cerdo, caballo, cordero, cabra) también es “probablemente carcinógena” y se encuentra en la misma categoría de los glifosatos que se utilizan para eliminar hierbas, informa el periódico ‘The Australian’.

Sin embargo, la Agencia Internacional para la investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) también admite que comer carne roja puede ser beneficioso ya que es rica en nutrientes esenciales como la vitamina B12, zinc y proteínas.

Tim Key, epidemiólogo de Cancer Research UK, afirma que “la decisión de la OMS no supone que haya que dejar de comer todo tipo de la carne roja y procesada”, pero añade: “Si come mucha carne de este tipo podría pensar en reducir su consumo”.

 Como cocinar

En procesamiento de la carne puede implicar que se añadan productos químicos (como en el caso del salami, por ejemplo), pero freír demasiado también puede aumentar la cantidad de sustancias cancerígenas como las aminas heterocíclicas y los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). Asar la carne roja en la parrilla o barbacoa también produce niveles significativos de HAPs.

El Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. aconseja evitar la exposición de la carne a las llamas abiertas y recomienda cocinarla en microondas antes de freírla en una sartén o en una parrilla.

 Los ingredientes que hay que evitar

  •  Nitrito de sodio (E250) y  nitrato de sodio (E251)

Estos son sales utilizadas en el proceso de curado de la carne, las cuales están relacionados con un riesgo elevado de padecer leucemia. La carne procesada puede contener hasta un 400 por ciento más sal que la carne fresca. El alto consumo de sal se ha asociado con el cáncer de estómago y otras enfermedades.

  •  Aroma de humo

De acuerdo con el informe de la revista Nutrition and Cancer, el humo de leña puede contener HAPs.

  •  El jarabe de maíz

Nuestro cuerpo es incapaz de metabolizar el jarabe de maíz de la misma forma en que se metaboliza el azúcar, lo que puede tener vínculos con una de las causas de la obesidad. También es alto en fructosa, y los estudios de la Universidad de California en Los Ángeles la han vinculado con el cáncer de páncreas.

17% de las papas fritas poseen agentes cancerígenos

No Comments

Comer papas fritas puede contener una sustancia cancerígena denominada glicidamida, reporta un estudio  de la Universidad de Estocolmo.

Hasta la fecha, se conocía que la glicidamida era obtenida por el cuerpo al metabolizar el hígado la acrilamida, que es, a su vez, otra sustancia química que se encuentra en las papas fritas y otros productos fritos a altas temperaturas.

Cuida tu salud

La glicidamida se produce a partir de que el aceite supera los 120 grados centígrados, aunque las concentraciones realmente peligrosas se cree que empiezan a partir de los 180 grados.

Otra sustancia también incluida en las papas fritas es la acrilamida, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos y es igual de dañina que la glicidamida.

Se ha determinado que los métodos de cocinar a altas temperaturas, tales como freír, hornear o asar la producen.

Hervir y cocinar alimentos en hornos de microondas no producen esta sustancia química, aseguran expertos.

Los tiempos más largos de cocinado pueden también aumentar la producción de acrilamida cuando la temperatura de cocción es superior a 120 grados centígrados.

Disminuir el tiempo de cocción, sumergir las papas en agua hirviendo y realizar un secado posterior disminuye el contenido de acrilamida en algunos alimentos.

Recuerda que consumir los alimentos en su forma natural es lo mejor para tu cuerpo y evitar así, daños graves que pueden provocar las sustanciascancerígenas.

Aunque te parezcan deliciosas las papas fritas, piénsalo dos veces antes de volverlas a comer y evita secuelas en tu cuerpo por sustancias cancerígenas.

¡Alerta! Consumo excesivo de carne puede causar cáncer

No Comments

El consumo excesivo de carnes es potencialmente cancerígeno, advirtió este lunes la agencia contra el cáncer de la OMS en un informe de alto impacto para consumidores y productores cárnicos en todo el mundo.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) dependiente de la Organización Mundial de la Salud, colocó al consumo excesivo de carnes procesadas como embutidos o fiambres en el Grupo 1 de riesgo de contraer cáncer, principalmente colorrectal.

A esa categoría pertenecen, por ejemplo, el tabaco o el amianto. Pero aclaró que estar en el mismo grupo “no significa que sean igualmente peligrosos”.

Por su parte, el consumo excesivo de carnes rojas en general –incluyendo vacuna, porcina y ovina–, fue integrado al Grupo 2a, como “probablemente cancerígenas” por este informe que abunda en indefiniciones a falta de datos realmente concluyentes.

“Los resultados confirman las recomendaciones de salud pública actuales que llaman a limitar el consumo de carne”, dijo Christopher Wild, director de la IARC.

Los vegetarianos saludaron este informe que parece confirmar sus postulados. “¿Cuántas advertencias de salud adicionales debemos recibir para darnos cuenta de que la proteína animal no es buena para nosotros?”, se preguntó Jasmijn de Boo, de la Vegan Society británica.

– Cantidades razonables –

Expertos de Francia y Gran Bretaña consultados por la AFP estimaron que todo está en las cantidades. Se puede seguir consumiendo carnes rojas, siempre y cuando la cantidad no superen los 500 gramos por semana y procurar eliminar las procesadas como alimento cotidiano.

El instituto norteamericano de la carne (NAMI) fustigó en cambio las conclusiones de la OMS por considerar que constituyen un “desafío al sentido común”.

Los autores del informe, acusa la NAMI, “trituraron los datos para llegar a un resultado específico”.

Según la vicepresidente de NAMI, Betsy Booren, como parte de la dieta mediterránea, España, Italia o Francia consumen grandes cantidades de jamón o salames y “ostentan algunas de las expectativas de vida más largas del mundo y excelente salud”.

Ian Johnson, un investigador dietético con base en Gran Bretaña, señaló por su parte que no existen pruebas de que los vegetarianos de su país “tengan un menor riesgo de contraer cáncer de colon que los carnívoros”.

– Literatura científica –

El organismo de la OMS asegura que basa sus conclusiones en la “literatura científica acumulada” y examinada por “un grupo de trabajo de 22 expertos de 10 países”.

La IARC concluye que cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida cotidianamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%. Y cada porción diaria de 100 gramos de carne roja aumentaría el riesgo en un 17% “si la causalidad de las asociaciones entre consumo de carnes rojas y cáncer colorrectal quedase demostrada”.

Se mostró elusiva a la hora de evaluar los métodos de cocción o de precisar si es más seguro consumir carne cruda que cocida, o alimentarse solo de productos vegetales o de aves y pescado.

El grupo de trabajo de la IARC admitió “carecer de datos suficientes como para determinar si la manera en que se cocina la carne afecta el riesgo de cáncer”.

“Para un individuo, el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal a causa de su consumo de carne trasformada es débil, pero ese riesgo aumenta en función de la cantidad de carne consumida”, precisó Kurt Straif, otro responsable de la IARC.

– ¿Y las hamburguesas? –

“La carne procesada fue clasificada como cancerígena para el ser humano, en base a indicaciones suficientes según las cuales su consumo provoca cáncer colorrectal”, indicó la IARC. Menciona además el riesgo potencial de cáncer de próstata y páncreas.

Como carne transformada o procesada se entiende “la carne transformada por salado, maduración, fermentación u otros procedimientos destinados a realzar su sabor y mejorar su conservación”.

La mayoría de las carnes procesadas contienen cerdo o vacuno, pero pueden provenir de otras carnes rojas, o de aves, vísceras o subproductos cárnicos como la sangre, aclara la IARC.

Como ejemplo de carnes transformadas cita hot-dogs o salchichas de Fráncfort, jamón, chorizos, corned-beef, carne de vacuno seca, así como carnes en conserva y las preparaciones y salsas a base de carnes.

En su lista detallada de ejemplos la OMS omite mencionar explícitamente a las hamburguesas, el producto cárnico procesado de consumo masivo a escala mundial vendido por cadenas como McDonald’s o Burger King.

Por su parte, las carnes rojas fueron clasificadas en una categoría de riesgo menor que las procesadas como “probablemente cancerígenas para el ser humano, sobre la base de indicaciones limitadas según las cuales su consumo induce cáncer”.

Por “carnes rojas” el informe precisa que debe entenderse “todos los tipos de carne provenientes de tejidos musculares” de mamíferos, incluyendo la carne vacuna, porcina, ovina, equina y caprina.

“El consumo de carne roja todavía no ha sido establecido como causa de cáncer”, aclara la IARC. Sin embargo, si la causalidad de las asociaciones mencionadas quedase demostrada, la carne roja podría ser responsable de 50.000 fallecimientos anuales a causa de cáncer en el mundo.

La cifra contrasta con el millón de muertes anuales por cáncer atribuidas al tabaquismo, las 600.000 al alcohol y las más de 200.000 a la contaminación atmosférica.